¿Qué espumoso elegir para brindar en estas fechas?

El mundo de los vinos espumosos es muy diverso. Se trata de vinos fascinantes y sin duda muy apropiados para brindar en las fechas de celebración. Solemos cometer el error de confundir vinos espumosos con el Cava español y el Champagne francés,  pero la verdad es que tanto uno como otro son solo una parte de los muchísimos tipos que existen.

En Italia se denominan como “Spumante”, siendo el más conocido los “Proseccos” y en Portugal el nombre es muy similar: Espumante. En Alemania, el nombre es Sekt, en Chile Champaña y en Estados Unidos Sparkling wines.

Veamos los distintos tipos de espumosos que podemos encontrar. En primer lugar, podemos diferenciar los espumosos por el origen de las burbujas. Así, en términos sencillos, reconocemos dos clases muy definidas: la primera, espumosos exógenos. Se trata de  vinos espumosos a los que se les añade gas para que formen burbujas como algunos vinos de aguja, quizá el más internacionalmente reconocido los vinos Lambrusco. La segunda, espumosos endógenos, se trata de vinos espumosos cuyas burbujas proceden de la propia fermentación del vino, como los Cavas y los Champagnes. Dentro de los espumosos endógenos, hay distintos métodos de elaboración cuya principal diferenciación deriva del lugar donde se realiza la fermentación.

Métodos de elaboración de espumosos endógenos

  1. Método Champenoise o tradicional, que es el que descubrió accidentalmente el monje Dom Perignon en Francia y  el que se usa para elaborar el Champagne. Hay que matizar que en Francia no todo es Champagne, sino que solo se llama Champagne al espumoso producido en esa mítica zona francesa. Los demás espumosos del país se denominan Cremant. Por este método también se elaboran los Cavas españoles. Cava es una D.O. que no pertenece a una zona concreta sino al respeto por una tradición y una elaboración. Se elabora Cava principalmente en Cataluña, pero también existen otras zonas de elaboración en el resto de España.
  1. El método Millispark, en el que la 2ª fermentación se hace en botella, pero las levaduras están dentro de una cápsula para facilitar el filtrado y limpieza al realizar él degüelle.
  2. Método Transfer, en el que se aumenta la cantidad de levaduras para acelerar la 2ª fermentación, y luego se vacían las botellas en un depósito en donde se filtra el espumoso y se mantiene la presión antes de volver a llenar las botellas
  3. El método Charmat, en el que la 2ª fermentación se efectúa directamente en cubas de acero inoxidable.

Este último es que nos ocupa y es el método utilizado para elaborar nuestro Viña Albali Brut y Viña Albali Sec.  Se trata de  espumosos que ofrecen un sabor muy característico, equilibrado y amable a un excelente precio.

Para elaborar ambos vinos, se efectúa una segunda fermentación sobre un vino base blanco o tinto en depósitos de acero inoxidable diseñados para aguantar altas presiones de hasta 10 bares. Esta segunda fermentación, se hace con levaduras seleccionadas. La burbuja obtenida durante la fermentación se integra en el vino por la permanencia durante una semana en el depósito a una temperatura de 0º C. Este tipo de vinos suelen ser muy expresivos, aromáticos y frescos, ya que no están en contacto con sus lías como puede ocurrir en una segunda fermentación en botella.

En el caso de Viña Albali sec la uva utilizada es el Tempranillo. Para el Viña Albali Brut, los varietales son el Chardonnay, Airén, Viura. Disfrutarlos en estas fantásticas fechas. Salud!